El Ecstatic Dance surgió inspirado en los cinco ritmos de Gabrielle Roth, el yoga y las terapias somáticas ,en la costa oeste de los Estados Unidos y Hawai. Floreció como un espacio de danza libre, donde los participantes podían reunirse para bailar sin la necesidad de seguir las instrucciones de un guía.

En Ecstatic Dance, la música es la guía y los participantes son libres de expresar y moverse espontáneamente a través de los diferentes paisajes sonoros.

La música es cuidadosamente seleccionada con la intención de crear un viaje de sanación. Ninguna experiencia en danza es necesaria. Por un lado, es un espacio ideal para aquellos que piensan que «no pueden bailar» porque se les enseñó que «saber» cómo bailar es moverse de cierta manera. Por otro lado, es una gran oportunidad para bailarines experimentados que anhelan un espacio libre donde puedan expresarse sin restricciones.

La danza extática es un entorno sin observadores, juicios, posturas, actitudes, conversaciones, zapatos, alcohol ni humo. Un espacio donde todos pueden sentirse espontáneamente seguros para moverse de nuevas maneras y sorprenderse con la danza. Este es el baile que bailas cuando nadie te mira.  Es permitir que el cuerpo se mueva libremente sin juicios ni preocupaciones por la «gracia» o la belleza de la danza, simplemente perderse en la danza en un espacio de no-mente.

La danza extática es un viaje interior / exterior, una auténtica meditación en movimiento donde se experimenta la verdadera presencia.

El Ecstatic Dance permite a todo tipo de personas, de cualquier edad, a expresarse libremente; la atmósfera liberadora crea un crisol de aceptación y la audacia con que otros se mueven les da permiso y coraje para bailar sin inhibiciones. Así que todos son bienvenidos.

Carol Isack estará en Big Yoga Festival el domingo día 2 de junio a las 14:30h en el escenario principal.