Los movimientos en el yoga tibetano entrenan nuestros canales corporales sutiles para volvernos más abiertos y flexibles. Los canales que se han torcido se pueden enderezar. Los canales que se han roto como resultado de diversas formas de estrés se pueden unir de nuevo.

Abrir el cuerpo sutil mejora directamente el estado de nuestra salud física, incluidos todos los sistemas del cuerpo, los órganos, las articulaciones y el sistema músculo esquelético.

Cuando tenemos menos bloqueos, también significa que la mente puede fluir de forma natural. Tendremos más enfoque mental, claridad y calma.

Estas prácticas son un gran apoyo para obtener salud y un camino espiritual.

La estructura es comienzo con respiraciones, Pranayamas, luego ejercicios de calentamiento y estiramientos,   para la preparación de alguna o algunas series con ásanas. Terminamos siempre con una relajación.

“Jamyang Naljor” es un camino ético, alegre y de gozo que nos ayudará a abrir el corazón más allá de  las limitaciones ilusorias de nuestra propia realidad existencial.

Naljor (pronunciado nel yór, yoga en tibetano) es «unión»: Unidad en la diversidad. Es un camino de perfeccionamiento que nos permite desarrollar destreza física y mental, paz interior, equilibrio y compasión infinita. En realidad la clase en sí se convierte en una “Meditación en movimiento”

No te la pierdas el sábado 1 de junio a las 17:00h en Big Yoga.

 

Jamyang Cho-la

(Hugo R. Izarrualde Ostrouska)

Móvil 635866760